Transastral





TRANS

         ”De raíz latina, el prefijo sugiere necesariamente la posibilidad de “ver el otro lado”, de alcanzarlo, de mirarte desde lo opuesto, de sentir la alteralidad, al otro. Transitar afirma ese ejercicio de conocer y percibir la realidad a través del recorrido, del movimiento constante, de la aprehensión del mundo, y lo que está vivo porque de ello tomo consciencia.

Transitar es ocupar el espacio del otro, sin habitarlo, detenerse lo justo para apreciar su esencia. Se transita lo público, lo que pertenece a todos, y por lo tanto nadie reivindica, la vida del otro, su esencia, la historia de su tiempo, su contemporaneidad en la que permanecemos solo un instante, el que determina lo esencial, lo primigenio del hecho de ser, tan efímero como real.

Pura contingencia, puro acto fotográfico. ”

ASTRAL

         ”Aunque relativo a los astros, también según la teosofía que emana del platonismo, se refiere “lo astral” en términos de “cuerpo astral”, una envoltura intermedia entre el cuerpo y el alma que anima el cuerpo físico y terrenal y que es imperceptible al común de las gentes. Habita entre nosotros, es una parte de nosotros que no vemos, ni con la que dialogamos. Pero es el hálito de nuestro conocer.

Blavatsky (1831-1891) entendía “el astral” como el asiento donde se aposenta lo primario de la psique humana, el lugar donde habitan nuestros instintos, emociones, pasiones y los sentimientos. El inconsciente jungüiano que determina nuestra experiencia vital y la identidad real de nuestro yo, siempre en tránsito, inmanente y trascendente a la vez, en una línea continua que no se extingue ni en el espacio ni en el tiempo.”

TRANSASTRAL

         ”El trabajo de Vicente Pla, que presenta en esta serie, navega a través de sus imágenes entre la inmanencia y la trascendencia, entre el “más allá de la mirada” y su capacidad de auspiciar el futuro del que las mira. El anuncio de que en el transito encontramos la experiencia como huella y marca del otro, su historia que es la nuestra.

El reflejo como técnica fotográfica ampara esa vivencia transitoria del aquí y del allá, del pasado y del futuro preñado de la mirada del presente, que atontando nuestra visión anuncia el devenir y no el porvenir de lo que ya fuimos.

Pero no solo el reflejo es un anuncio de esa experiencia de desdoblamiento, la composición, el encuadre de la foto y la emergencia de estructuras geométricas en ella, de apósitos reales y sin embargo fantasmagóricos, nos informan de que vivir es transitar, trascender, cambiar y someterse finalmente a la perdida de nuestra identidad. Fotografiar es capturar ese instante.”

Extractos del texto “TRANSASTRAL”

Daniel Belinchón